La tercera guerra mundial ya está en marcha, según experto

Por Victor Ternovsky

La tercera guerra mundial ya está aquí. Enfrenta al polo de poder angloamericano, contra los poderes emergentes que se rebelan contra un mundo unipolar comandado por EEUU. Un conflicto que se agudiza desde hace años y que se materializó en un enfrentamiento directo a partir de 2014, momento clave en el que se asaltó a Rusia.

Un ataque que se hizo siguiendo la lógica de Zbigniew Brzezinski, exconsejero de Seguridad Nacional de EEUU, acerca de que Rusia con Ucrania es un imperio, pero sin ese país no lo es.

Así se desprende de las palabras ofrecidas a Radio Sputnik por el Dr. Gabriel Esteban Merino, profesor de la Universidad Nacional de La Plata e Investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científica y Técnicas de Argentina, quien aseveró que, en términos geopolíticos, el mundo atraviesa “una situación de transición histórica”.

Indicó que este proceso —la conformación de “un mundo que rechaza esa situación del orden unipolar y el capitalismo financiero neoliberal”— viene desde finales del siglo XX e inicios del XXI, marcado por sucesos como la asunción de Vladímir Putin en Rusia, unas “posiciones más asertivas de China” que por ejemplo en 2001 interceptó y desarmó un avión espía estadounidense, o la llegada al poder en Venezuela de Hugo Chávez, “la primera expresión gubernamental de un quiebre en América Latina contra el proyecto neoliberal, contra la subordinación a Washington”.

Cada vez más consciente de la amenaza que constituye para su hegemonía el ascenso de los bloques de poder emergentes, Occidente lanzó una “contraofensiva” que abarcó, desde iniciativas en el terreno económico-financiero para desplazar y debilitar a otros actores que amenacen sus posiciones dominantes, hasta el uso de la fuerza militar contra naciones como Siria o Libia, pasando por “las tensiones en el mar de China Meridional”.

“A partir de 2014, entramos en una nueva fase donde el enfrentamiento entre potencias es directo”, apuntó el analista en referencia a la crisis ucraniana.

Unas acciones que no lograron revertir una dinámica en la que “los bloques centrales, con EEUU como protagonista”, ya “no son hegemónicos”.

“Esta gran transición va a seguir su curso, va a seguir profundizándose. Es más: la pandemia lo que hizo fue acelerar estas tendencias”, afirmó Gabriel Esteban Merino.

Deja una respuesta