La neoesclavitud

Jesús Antonio Fernández

Ellos quieren un sometimiento de la gente voluntaria, aceptando condiciones económicas opresivas y ya está. Como existieron en otros siglos donde había reyes o estaba la burguesía y la nobleza y todo lo demás era pueblo llano.

Claro que hoy día quieren hacerlo de una forma mas sutil, quieren que la gente lo haga por decisión propia ya que ellos no pueden someter a la gente porque son demócratas. Quieren volver a la esclavitud, cosa que ya se va viendo en ciertos grupos humanos laborales.

Lo que hace falta es que en la gente se produzca un rechazo general de toda la clase política, que se produzca una negación de todo un colectivo humano que son en este caso los políticos.

Comienza a ocurrir pero no es suficiente. Para que haya política de verdad tiene que haber una renovación profunda de la misma. Ellos hoy nos están llevando al precipicio y son directamente responsables de  que mucha gente esté perdiendo el norte con ese clima de confusión general que han generado.

Se están metiendo con la vida personal de la gente. A muchos no les dejan ya no ejercer un derecho básico como es el derecho al trabajo. Entonces, uno se pregunta ¿Qué es esto? ¿A qué tipo de mundo nos están llevando? Es un pasaje directo al abismo. Todos esos partidos “poderosos” hoy no valen para nada.

Hace falta que sean los ciudadanos los que tomen las riendas.

Deja una respuesta