El terror de la nueva Alemania

Jesús Antonio Fernández

En Alemania se quiere ir preparando a la gente para convencerla de que es necesario para el país que tenga armas nucleares. La justificación de tal hecho requiere de cierto esfuerzo por parte de medios vendidos al dinero y de las fábricas de armas.

Siempre el negocio de la guerra sale a flote. Nunca cierra la persiana ni cae en crisis. Esto sucede porque la historia de la humanidad hasta la fecha de hoy está plagada de guerras y miserias, es decir, es una leyenda pésima.

No quiero decir que no haya habido momentos positivos pero la mayoría de las páginas habría que arrancarlas de los libros porque no traen ninguna enseñanza buena. Todo es un gran desastre.

Por supuesto, la primera potencia en este momento de Europa tendría en muy corto tiempo todo lo necesario para la producción de armas, es decir, ciencia, tecnología e industria. Si Alemania obtiene este tipo de armas otros países de la zona como España van a querer hacerlo, imitando al “modelo”.

No debemos olvidar que, recientemente, Alemania inició dos guerras mundiales. El hombre hasta hoy no ha demostrado nada, si bueno, algunos pocos, uno de cada 3 millones destaca como persona, aporta a la humanidad y empuja en dirección evolutiva.

Pero son personas que toman conciencia de la situación e intencionalmente operan así, no dejando que sus miserias personales avancen por encima.

Por si ya fuera poco, los peligros contra nuestra especie avanzan por doquier. ¿Seremos capaces hoy de demostrar que somos dignos y que somos humanos ?¿Podremos poner fin, entre todos remando en la misma dirección de amor, de evolución, a las guerras bacteriológicas y de armas de destrucción masiva mirándonos todos a la cara y de frente?

La pregunta ahí queda en el aire.

Deja una respuesta