El mundo en 2020

¿Qué deparará 2020 al mundo? En El Orden Mundial ofrecemos todas las claves que marcarán la política internacional el año que viene: las tendencias más relevantes, los actores que hay que seguir de cerca y los momentos que definirán el devenir del año. Ocho análisis en profundidad de seis grandes regiones del mundo y las dos potencias mundiales: Estados Unidos y China.

Como cada cuatro años, las elecciones presidenciales en Estados Unidos atraerán la atención del mundo. Pero, si Trump es reelegido o no no será la única duda que se despejará en 2020: ¿habrá brexit, finalmente? ¿Empezará a vislumbrarse un final a las guerras abiertas tras las revueltas árabes? ¿Qué resultado traerán las crisis políticas por las que están pasando Chile, Perú o Bolivia? ¿Qué pasará con Hong Kong? Y, como telón de fondo, la gran superpotencia, Estados Unidos, pierde influencia global inexorablemente, tanto por acción como por omisión. Estas son las tres claves principales del año que entra:

La inestabilidad política y las protestas ciudadanas que han marcado los últimos meses de 2019 en América Latina, Oriente Próximo o Hong Kong, entre otros, seguirán siendo importantes en 2020. Si 2019 deja una lección es que los movimientos de protesta siguen siendo relevantes: nadie pudo prever los estallidos populares en Chile, Bolivia, Argelia o Hong Kong; y tienen capacidad de alterar la situación política de un país, y hasta la global. 

El ciclo abierto en 2016 con la victoria de Trump y el brexit se reevalúa en 2020. Trump y el brexit suelen analizarse como fenómenos similares; no en vano sucedieron prácticamente al mismo tiempo, comparten unos postulados similares y responden a causas comparables. Este año, Estados Unidos tendrá que decidir entre seguir apostando por Trump, o relegarle a un paréntesis de su historia eligiendo a un presidente demócrata. Al otro lado del Atlántico, el Reino Unido se enfrenta —parece que ahora ya definitivamente— a su decisión de salir de la Unión Europea; y podría consumarla, pero también decidirse a cambiar de idea.

Estados Unidos sigue siendo la única superpotencia, pero está dejando de actuar como tal. Su falta de liderazgo frente a la crisis climática, su agenda proteccionista y sus decisiones unilaterales están dañando su prestigio e influencia a nivel mundial, y obligando a sus aliados a buscar otras amistades, como han hecho los kurdos sirios; o incluso a enfrentarse entre ellos, como sucede entre Corea del Sur y Japón. Con Trump concentrado en el impeachment y en las presidenciales de noviembre, es de esperar que la posición de Estados Unidos en el mundo se resienta aún más.

Asia-Pacífico en 2020

Las negociaciones nucleares con Corea del Norte atraerán buena parte de la atención en Asia-Pacífico en 2020, aunque también habrá que vigilar Taiwán, Corea del Sur y Myanmar, que celebrarán elecciones. En el sur, no se podrá pasar por alto la tensión entre India y Pakistán, y la llegada al poder de una familia con pasado controvertido en Sri Lanka. Por último, la región seguirá sometida a las tempestades que sin duda seguirá causando la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

La resaca de la guerra comercial

Igual que en 2019, el pulso entre China y Estados Unidos marcará las dinámicas de Asia-Pacífico en 2020. Aunque, por extraño que parezca, algunos países de la región han salido ganando de este choque de trenes. Es el caso de Vietnam, país caracterizado por tener una gran oferta de mano de obra barata, lo que ha permitido que muchas grandes empresas, como la surcoreana Samsung, estén trasladando sus manufacturas a este país como consecuencia del aumento de los costes en China a raíz de las sanciones estadounidenses. Pero no está claro que el país vaya a poder lidiar con un crecimiento tan repentino

elordenmundial.com

Deja una respuesta