Alabama: Trump cae en el pantano del acoso sexual

Javier Benítez

La derrota golpea a Trump en la primera de cambio. El demócrata Doug Jones se llevó el gato al agua en territorio enemigo, en un bastión del Partido Republicano. Derrotó este martes al republicano Roy Moore en las elecciones especiales del Senado de EEUU, y toma de esta manera la silla que dejó libre Jeff Sessions tras asumir como fiscal general.

La decisión de Trump de nombrar como fiscal general a Jeff Sessions vuelve como un boomerang y le pasa factura diez meses más tarde. El precio, el estrechamiento del margen de maniobra en el Senado, que pasa de un 52 a 48 en favor de los republicanos, a un 51 a 49.

El demócrata Doug Jones vence en elecciones al Senado por el estado de Alabama
En la tierra de los pantanos, donde caer en uno de ellos puede resultar mortal, allí se precipitó Trump al apoyar al candidato republicano acusado de acoso sexual. Y es que varios oponentes de Moore en Alabama, incluidos líderes empresariales, temían que elegirlo avergonzaría al estado, según el periódico Los Angeles Times. No sólo se trataba de que un acosador de menores pudiera acceder a un escaño en el Senado, sino también por el infame historial de prejuicios de Moore.

La retórica incendiaria de Moore se hizo presente durante su campaña. Llamó ‘rojos’ a los nativos americanos y ‘amarillos’ a los asiáticos, y criticó la “sodomía” de los homosexuales. Su liturgia ya era conocida desde que una vez declaró que los musulmanes no eran aptos para el servicio público.

En este contexto se entiende la victoria de Jones, quien ganó al influjo de la alta participación en comunidades afroamericanas y la baja en las partes rurales más blancas del estado, que son partidarios de Trump. Lo cierto es que Moore, un exjuez destituido de su cargo dos veces antes de postularse para el Senado, vio su campaña salpicada por las acusaciones de varias mujeres que alegaron que las acosó sexualmente cuando rondaba los 30 años de edad y ellas eran adolescentes.

El analista internacional chileno, Pablo Jofre Leal, cree que el resultado de la elección “es sin duda un castigo en virtud de los acosos sexuales, y lo que implica también un mensaje claro a Donald Trump, quien tuvo en ciertas ocasiones, incluso durante la campaña presidencial, acusaciones de acoso también, sin que ello haya pasado a mayores, que haya sido minimizado”.

Jofre Leal incide al respecto en que “en este caso no ha sido minimizado, y eso habla bien porque significa que algo de sanidad existe en la sociedad norteamericana, que impide que un personaje que tiene acusaciones de acoso sexual, pueda seguir usufructuando el poder en EEUU, y se le dé paso a alguien que gana limpiamente en Alabama para poder llevar adelante políticas que no estén empañadas”.

Y fue en plena campaña de Moore, que Trump, en primera instancia, le dio su apoyo parcial respecto a las acusaciones que pesaban sobre él. En vísperas de su viaje al estado de Florida por el feriado de Acción de Gracias, dijo el mandatario: “Roy Moore lo niega. Es todo lo que puedo decir; él lo niega; y por cierto, lo niega totalmente”.

Pero tras su apoyo parcial, sólo pocos días después, se decidió a apostar por Moore definitivamente, y lo justificó en su plataforma favorita, Twitter: “La negativa de los demócratas a dar siquiera un voto por la ley de recortes masivos de impuestos es la razón por la cual necesitamos que el republicano Roy Moore gane en Alabama”.

¿Consecuencias inmediatas? Ahora peligra la reforma tributaria de los republicanos en el Congreso, que fue aprobada por una estrecha mayoría en el Senado a principios de este mes. Tanto el Senado como la Cámara de Representantes deberán aprobar otra versión combinada de la legislación fiscal para luego enviarla al Despacho Oval. Con un representante menos, los republicanos pueden permitirse perder sólo un voto para seguir adelante con el proyecto de ley.

“La pretensión de Donald Trump era que se necesitaba el voto de Moore en función de las ideas de poder llevar adelante leyes relativas a los impuestos. Es decir, poniendo por encima del nivel del raso moral, cuestiones que tienen que ver con comportamientos, con conductas, con dignidad, poniendo por encima de eso, este ‘papel’ cumplido por Moore”, sentencia Pablo Jofre Leal.

Deja una respuesta