15-RCEP, el mayor bloque geoeconómico del mundo encabezado por China, sin EU ni India

Bajo la lupa

Alfredo Jalife-Rahme

ace casi una década detecté la inexorabilidad de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) como respuesta al cerco geopolítico y al aislamiento geoeconómico de China con el TPP de la dupla Obama-Hillary (https://bit.ly/2IH5EXU) y su fallida política del pivote (https://bit.ly/2UAEkNF). Al salirse del TPP, Trump inició su guerra multidimensional contra China (https://bit.ly/3kBsVb7).

Aquí postulé la nueva dinámica hacia la desglobalización (https://bit.ly/36J5sjk) con vibrantes regionalismos de los tres mayores bloques geoeconómicos del planeta: Norteamérica, Unión Europea(UE) y el RCEP de China.

Catherine Wong, del portal SCMP, canta la victoria de China con el 15-RCEP concretado en una reunión virtual en Hanói, Vietnam: 10 países del sudeste asiático (Asean); tres potencias geoeconómicas del noreste asiático (China, Japón, Sudcorea) y dos países anglosajones: Australia y Nueva Zelanda.

Cabe enfatizar la característica regional (https://bit.ly/3ntdGm8) del 15-RCEP: el mayor bloque geoeconómico del planeta con la tercera parte del PIB global, 26.2 millones de millones (trillones en inglés) de dólares, y con 2 mil 200 millones de habitantes, cuando reducirá las tarifas e integrará la cadena regional de suministros, lo cual extiende la influencia económica de Pekín en la zona, con la exclusión de Estados Unidos y la hibernación de India (https://bit.ly/2UD8cZY).

El pacto tendrá efecto en los próximos dos años después de la ratificación por todos sus integrantes cuando la eliminación de tarifas –por lo menos 92 por ciento de los bienes comercializados– será inmediata para unos y gradual para otros en una década. Ha permeado que “por lo menos 65 por ciento de los sectores de servicios (sic) serán plenamente abiertos” con aumento de los límites de participación extranjera (https://bloom.bg/3nD0bAF).

Bloomberg comenta que todavía es incierto cómo el equipo de (Joseph) Biden abordará los tratados comerciales y si intenta reingresar al TPP de 11 países. Las cláusulas generales incluyen en forma notable la transferencia de tecnología a los países menos desarrollados como Laos, Myanmar y Camboya, lo cual no sucedió en forma discriminativa con el anterior TLCAN ni con el vigente T-MEC. Al margen del acuerdo integral, China y Japón consiguieron sottovoce un acuerdo histórico con la reducción bilateral de tarifas.

Stuart Tait, de HSBC, explayó que “el comercio intrasiático, que ya es mayor que el comercio de Asia con Norteamérica (sic) y Europa juntos, jalará (sic) el centro de gravedad económico hacia la región asiática”.

De por sí los 10 países del bloque del Asean superaron a la UE como el principal socio comercial de China este año. He Weiwen, investigador del Centro para China y Globalización, comentó que el comercio entre Asia y Europa ahora representa 70 por ciento del comercio total de China cuando el comercio bilateral de Pekín con EU ha periclitado ostensiblemente.

Trump sufre así un fuerte descalabro al no haber podido restructurar su pretendida cadena de suministro global excluyendo a China. Lo fundamental se centra en que el 15-RCEP otorga estabilidad (sic) integral al suministro de la cadena de abasto regional.

Según Global Times, el 15-RCEP va en paralelo con la Ruta de la Seda continental: en específico, con el tren de China a Laos y el otro tren de alta velocidad construido por China que conecta Yakarta (capital de Indonesia) a Bandung.

Wang Jiangyu (WJ) comenta que el RCEP finiquitará la hegemonía de EU en el Pacífico Occidental y propone el concepto de regionalismo abierto (sic) que todavía puede reincorporar a India y recibir a EU (https://bit.ly/2IJxBOL). WJ aduce la “existencia paralela de dos (sic) cadenas globales de suministro en Asia y Norteamérica, con China y EU como sus líderes respectivos”, cuando “la mayor parte de los países, incluyendo en forma notable las economías europeas (sic), participarán con ambos”, lo cual refleja mi hipótesis de “la nueva bipolaridad tecnológica de EU versus China-Rusia (https://bit.ly/32WCLhM)”.

alfredojalife.com

Deja una respuesta